SI TODOS LOS NIÑOS FUERAN ALIMENTADOS CON LECHE MATERNA, MEJORARÍA LA CALIDAD O INCLUSO SALVARÍA LA VIDA A 1.5 MILLONES DE ELLOS

La leche materna otorga la inmunidad que los bebés no desarrollan hasta los 5 años de edad, con lo que no tendrían que acudir a consultas pediátricas por padecimientos gastrointestinales ni respiratorios.

De acuerdo con el Coordinador clínico de pediatría del Hospital General Regional No. 1 del IMSS Charo, María Itzel Olmedo Calderón, si todos los bebés fueran alimentados con leche materna tendríamos la posibilidad de mejorar la calidad o incluso salvar la vida de 1.5 millones de niños al año, en virtud de que la leche materna ayuda a la inmunidad de los niños, evitando que se desarrollen enfermedades gastrointestinales, bronquiolitis y bronquitis.
Itzel Olmedo agregó que además los beneficios de la lactancia no sólo son a la salud, sino también puede traducirse a lo económico, pues representa un ahorro para la familia en fórmulas, biberones pero principalmente en consultas mensuales y medicamentos pediátricos. Y para la mujer, contribuye a disminuir la hemorragia post parto, por lo que erradica la posibilidad de desarrollar anemia, pierden los kilos ganados durante el embarazo de manera más rápida y natural, y muy importante, reduce los riesgos de padecer cáncer de mama.
Es importante aclarar que cuando popularmente decimos que a una mujer “se le fue la leche” es un hecho completamente irreal, asegura la pediatra Olmedo, puesto que siempre que la glándula mamaria sea estimulada, habrá producción de leche y con una dieta rica en verduras, frutas y correcto balance de proteínas, más el consumo mínimo de 2 litros de agua, se estará garantizando una producción de leche nutritiva y abundante.
La única restricción para la lactancia materna, añade la coordinadora Olmedo Calderón, es cuando la madre tiene VIH, ya que sí representa una vía de contagio, o bien, cuando la madre está siendo sometida a tratamientos oncológicos, salvo esos casos, otro medicamento no representa una contraindicación para la lactancia materna.
El IMSS para la promoción de la lactancia materna adoptó desde varios años la política de cero fórmulas lácteas para favorecer a los niños, la cual consiste en no dar otra cosa más que leche materna en las primeras horas de posteriores al parto, que es el tiempo de hospitalización, salvo casos como los mencionados arriba o que la madre se encuentre en estado de salud grave en terapia intensiva, informó la especialista Itzel.
A partir de esta medida, se ha notado una disminución en los casos de gastroenteritis en los niños, ya que el sistema inmunológico de los bebés se desarrolla hasta los 5 años, y las consultas para menores de esta edad con cuadros gástricos y respiratorios antes eran más frecuentes, manifestó la pediatra.
Finalmente hizo una invitación a toda la derechohabiencia, ya que además de esta estrategia de salud, para reforzar la lactancia materna personal médico, enfermería y trabajadoras sociales ofrecen talleres profesionales para padres acerca de las técnicas de amamantamiento, extracción manual de leche, el cuidado de los senos para evitar agrietamientos, la colocación correcta del bebé, cómo identificar el llanto del bebé y otras dudas. Pláticas que se llevan a cabo en el citado nosocomio los días jueves, a las 12 horas, abierta a todos los interesados y no se requiere ningún trámite previo para entrar.

Related posts

Leave a Comment