Administración Municipal, en permanente austeridad

Desde su inicio, la Administración Municipal actual ha venido operando bajo permanente austeridad, y gracias a los ajustes y recortes tanto de personal como en gasto corriente, es que superó el 2016 con éxito cumpliendo con las prestaciones de fin de año a los trabajadores y empleados y sin dejar de operar los servicios públicos, incluso mejorando muchos de estos, lo que habla de aplicar un estricto control de los recursos públicos.
Es del conocimiento público que la administración del Maestro Armando Carrillo heredó una abultada plantilla de trabajadores que se vio en la necesidad de reducir durante el primer año para poder cumplir con las acciones proyectadas, además de que todo el parque vehicular, y sobre todo el destinado a los Servicios Públicos, estaba deteriorado y algunas unidades prácticamente obsoletas.
Con ciertas deficiencias los servicios públicos se han mejorado sustancialmente, y hay proyectos concretos para mejorar aún más los considerados más sensibles, como es la recolección de basura y el arreglo de las vialidades y que están por concretarse en estos próximos días. Imposible este resultado de no haber aplicado políticas de austeridad.
El 2016 fue un año de muchos retos para la Administración Municipal actual. A ninguno se le rehuyó, al contrario, durante el año se dedicaron recursos y esfuerzos a la elaboración de proyectos de gran impacto social, algo que no venía ocurriendo en administraciones pasadas.
“Eso nos permite hoy estar preparados para que se concreten las grandes obras que requiere nuestro municipio, que exige y necesita la sociedad cardenense”; sostuvo en entrevista el alcalde Armando Carrillo Barragán.
Entre la austeridad que viene aplicando la Administración Municipal, se enumera la considerable reducción y estricto control en el consumo de combustibles, en la compra de insumos internos, refacciones para las unidades, y la transparencia en sus compras. Esto no son acciones emergentes, se han venido aplicando desde hace más de un año.
El alcalde Carrillo Barragán acepta que hay rezagos en algunos renglones.
“Por ejemplo en el bacheo, ahí están las pruebas que documentan el estado de las vialidades desde antes, nadie podrá negar que hoy están en condiciones mejores y esto lo hemos hecho con recursos municipales, con los impuestos de los ciudadanos y las empresas, y claro, no ignoramos que aún hay vialidades en mal estado y por supuesto que las vamos a arreglar porque estamos comprometidos a que al término de nuestra Administración; el municipio será otra cosa, tendrá otra imagen, mejor calidad de vida en todos los sentidos y seguramente tendremos una mejor generación de ciudadanos también comprometidos a seguir colaborando”; recalca el alcalde Armando Carrillo.
“Son también tiempos de mucha crítica a la administración, y vendrá más, mucha de ésta de ciudadanos de buena fe, interesados y preocupados por su municipio, por su entorno, a estos les decimos que bienvenidas las observaciones y las sugerencias para mejorar, con la seguridad de que se toman en cuenta. A la otra parte, sabemos los motivos y el fondo, son actores políticos que se hacen notar porque ese es su mayor interés, a ellos les decimos que no van a mermar nuestro ánimo ni el compromiso porque nuestro trabajo tiene ruta trazada y bien proyectada”, reviró el Secretario Municipal, Silvestre Sandoval Nogueda.
En tanto, el responsable de las finanzas municipales, Guillermo Godoy Escalante, abundó sobre la austeridad en la que se mueve la administración.
“Esta administración no ha hecho aumento alguno a sueldos ni del órgano de gobierno ni de los funcionarios públicos”.
Al contrario. Al inicio, el cabildo, regidores, síndico y presidente municipal, determinaron que de sus sueldos se descontara los impuestos que ordena la ley, lo que representó una significativa merma en sus ingresos, desterrando una ilegal práctica que se venía aplicando en gobiernos anteriores, disfrazada en se hacían los descuentos pero se reembolsaban en otros conceptos”.
Aun así, resalta, es el Cabildo el que tiene la facultad de aprobar un nuevo descuento a los salarios de quienes lo integran, si así lo consideran, basta que lo sometan a un estudio con responsabilidad y lo aprueben; en esto no tiene inconveniente alguno el presidente Armando Carrillo, evitando así el protagonismo hacia afuera, porque es adentro donde se toman las valoraciones y se toman los acuerdos y en aplicarlos no habrá obstáculo alguno”, señaló el funcionario responsable de las finanzas.
Añadió que incluso, sigue el recorte de personal y afirma que lo saben los regidores y síndico porque es producto de un profundo y permanente análisis de ellos mismos para sanear y reencausar las finanzas públicas.
“No hay sorpresas, no hay exageraciones, estamos midiendo qué y cómo hacer para enfrentar los imprevistos, por ejemplo, el aumento a los combustibles que la Administración Municipal no es ajena en sus consecuencias”.
“Algunos municipios ahora han tenido que aplicar medidas austeras emergentes, mientras nosotros nos adelantamos porque es nuestra visión, pero también las circunstancias económicas desde el inicio”.
Este año 2017 será de mayores retos para todos, también lo es para la Administración Municipal, y desde luego que estamos prevenidos para salir a delante, los recursos vienen a menos, las necesidades van ascenso, pero con el apoyo de la sociedad, con el compromiso y suma de los sectores, este año será de nuevas oportunidades y no las dejaremos escapar”, dijo por último el alcalde Armando Carrillo Barragán.

Related posts

Leave a Comment