Conafe, educación para los pobres de México

Por Alex Esquivel M / Grupo Periodístico de Michoacán

A 48 años de su creación, el Consejo Nacional de Fomento Educativo, beneficia a más de 5.8 millones de alumnos de educación inicial, primaria y secundaria, ubicados en las zonas más pobres y marginadas del país, a través de alrededor de 78 mil instructores, ninguno de ellos profesor, que tan sólo reciben un apoyo económico que fluctúa entre los 2 mil y los 3 mil pesos al mes.

Creado en 1971 y puesto en marcha en 1973 con cien jóvenes enviados al estado de Guerrero, el Conafe no ha registrado un incremento presupuestal en casi una década y media, lo que impacta negativamente en la operatividad de la institución, así como en las percepciones de quienes ahí laboran, desde instructores hasta coordinadores regionales, pasando por capacitadores y asistentes.

Actualmente, el Conafe atiende a más de 7.3 millones de niños y adolescentes ubicados en las más de 63 mil comunidades más pobres y marginadas de todo el país, en donde se estima por parte de la misma dependencia que alrededor del 80 por ciento de los equipos con que cuenta el instituto están obsoletos.

Baste decir que, al margen de lo anterior, el 42.8% de los centros educativos comunitarios no cuentan con energía eléctrica, lo que implica, entre otras cosas, que el 97% de tales espacios educativos no tienen acceso a internet.

En la delegación Michoacán, el Consejo ofrece el 27.79% de los servicios escolares impartidos en las comunidades más pobres y marginadas de la entidad, en donde se da hospedaje y alimentación a los instructores.

Por su parte la coordinación del Conafe región Uruapan, trabaja en 89 centros escolares esparcidos en los municipios de Ziracuaretiro, Taretan, Gabriel Zamora, Nuevo Urecho y Uruapan, en donde atienden a poco más de un millar de niños y jóvenes, todos ellos de escasos recursos económicos, quienes muestran un gran interés por superarse día a día, a pesar de las condiciones de marginación y rezago que enfrentan en sus comunidades.

Empleados del lugar explicaron que los salarios de los instructores de preescolar y primaria, se ubica en los 2 mil pesos mensuales, y en los 3 mil 300 para secundaria. Los capacitadores reciben de 4 mil pesos mensuales en el nivel de preescolar y 4 mil 500 los de primaria. Para secundaria no hay capacitadores.

Todos los entrevistados coincidieron en señalar que el apoyo económico recibido es insuficiente.

Conafe, educación para los pobres de México

Cabe destacar que de acuerdo al Foro Económico Mundial, en su capítulo The global information technology report 2018, México se encuentra ubicado en el número 69, por cuanto a infraestructura y acceso a contenido digital.

Finlandia, Singapur y Suecia, ocupan los primeros lugares, mientras que Burundi se ubica en el último peldaño de dicha tabla. Tales cifras no extrañan en el marco de la realidad educativa que se vive tanto por el Conafe como por los niños y jóvenes de las comunidades más apartadas y olvidadas de nuestro país.

Related posts